Menu

Una historia de la vida real

Hace un tiempo descubrí que estaba embarazada y que mi novio con el que había estado dos años me engañó, decidí terminar la relación, pero él no dejaba de hablarme y de insistir en que estaba equivocada que solo fue un mal entendido hasta que me convenció y decidí perdonar y olvidar por el bien de la personita que estaba en camino.

Hablamos mucho sobre el tema y decidimos tenerlo juntos y formar una familia, tiempo después decidí contarles a mis padres, pero él quería que espere más tiempo por resulta que no estaba seguro, yo continué con mi idea y les conté:

Mis padres pidieron hablar con él para saber qué pasaría con nosotros, él dijo que no sabía qué era lo que sentía por mí que ya no estaba seguro de si me amaba o no y que necesitaba tiempo para digerir las cosas y pensar bien. Yo le dije que si no estaba seguro de las cosas era mejor no tener al bebe, porque para qué traer al mundo a alguien que no iba saber que es amor de una familia y obviamente tenía miedo de quedar sola.

El acepto y me dio dinero para que lo haga , en ese momento me di cuenta que él ya había tomado la decisión de sacarnos de su vida, pasaron los días y él llama para decir que le había contado a sus padres y qué viajaría para hablar con ellos que espere a que él regresara, viajó y a los días me llama para decirme lo que ya sabía ,que no estaba seguro pero podríamos intentar para ver si las cosas funcionan y le dije que esas cosas eran incómodas hablarlas por teléfono que me llame cuando llegue a la ciudad .

Pasó una semana más y llegó, dijo que él quería a su hijo y que lo tengamos que él me ayudaría con los gastos pero que nuestra relación ya no iba más por qué no estaba seguro de que sentía por mí y no me quería lastimar en un futuro si las cosas no funcionaban 

Eso me destrozo el corazón pues yo lo amaba a pesar de todas las cosas, pese a eso decidí ser fuerte y luchar contra quien me diga que estaba haciendo las cosas mal, pues amaba tanto a ese pequeño que no me importaba si se me complicaban las cosas en un futuro porque ya tendría un motivo para levantarme cada mañana. Decidí usar el dinero que él me dio para pagar la universidad y así poder estudiar para darle un buen futuro al pequeño.

Nuevamente fui a visitar al futuro papá para ver si había cambiado de opinión, pero no era el caso por qué el ya salía con alguien más eso me rompió el corazón por qué hasta llegué a pensar que yo había hecho algo mal. Al parecer todo lo que sienten las mamis afecta al bebe por qué esa noche no pude dormir me vinieron contracciones muy fuertes lo cual no es normal en 15 semanas de embarazo , llame a mi papá para que pasara por mí y me llevara de en emergencias , el doctor pudo controlar el problema y mando hacer análisis y ecografía para ver el estado del bebe y el mío , al día siguiente salieron los resultados de la ecografía y él bebe estaba muy bien, me tranquilicé un poco  a la mañana siguiente me levante temprano porque tenía que ir a recoger el resultado de los análisis fui al baño todo muy normal estaba por echarme 5 minutos más y sentí que un líquido salió de mi cuerpo y no era pipí, tenía un poco de sangre y una mucosa transparente ( líquido amniótico)  llame muy asustada a mi doctor y fui a una clínica cuando llegue ya era un poco tarde pues todo el líquido se había salido y sin eso el bebe no puede vivir pero tampoco podía evitarlo pues la fuente estaba rota . 

El doctor dijo que ya no se podía hacer nada, sólo quedaba esperar a que salga todo de manera natural pues su corazoncito ya había dejado de latir, en ese momento sentí el verdadero dolor de un corazón roto pues esto no se compara con nada ahora no podré saber el color de sus ojos o su cabello, o si era Niño o niña, pero siempre le voy a tener en mi corazón ahora tengo un angelito que me cuida.

No importa lo que haya pasado no dejare de amarlo de la noche a la mañana, pero ahora sé que debo amarme más a mí y dedicarme tiempo para volver a ser yo.

No busco culpables por qué no los hay, agradezco al señor por haber conocido a alguien que me dio días maravillosos y llenos de colores. Dios sabe por qué pasan las cosas, quizás no es el momento, no es la persona indicada, quizás Dios tiene preparado algo mejor para mí y para mi vida.

Fuente anónima.

 

Esta es una historia anónima que me llegó a la página de Facebook, quise compartirla porque creo que tiene un mensaje muy importante y al mismo tiempo me gustaría responderle por este medio a esta valiente mujer.

Querida amiga,

Pienso que en este mundo una de las cosas más importantes es hacer lo correcto, y usted hizo lo correcto hasta el último momento, lo cual le dará paz a su corazón y a su mente, nunca podrá decir que pudo hacer más, no había nada más que hacer, porque actuó de buen corazón.

A pesar de que la historia es muy triste, no le tengo pena, ni tampoco debe sentirla usted, porque Dios es el único que decide nuestro destino, aunque nosotros influimos también, no se trata de culpables sino de malas decisiones, y este doloroso momento es una valiosa lección divina, algo que le está mostrando que el amor no es tan simple, que si alguien no le corresponde o "tiene dudas" hay que apartarse de esa persona y que insistir o "luchar" por alguien que no la tiene como prioridad es una verdadera pérdida de tiempo, y la vida es muy corta para perderla al lado de estas personas "equivocadas".

Me gustó leer al final que dice "Ahora sé que debo amarme más a mi", de eso se trata, de amarnos tanto que nunca dejemos que alguien nos lastime o se burle de nosotros. Repito, es una lección divina que por más dolorosa que parezca le ayudará a ser más fuerte, más inteligente y nunca volver a caer al lado de un patán que no tiene idea de lo que es amar.

Mi único consejo, es dejar el pasado atrás, no aferrarse al dolor, a veces tenemos que ser un poco fríos, luchar contra nuestra mente, luchar contra nuestros sentimientos y sólo mirar para adelante, porque puedo asegurar que después de un mal momento, siempre aparece alguien maravilloso que nos arregla, que nos hacer volver a creer o nos hace olvidar el pasado. 

Un fuerte abrazo,

Gabriel.

 

Quizás también te interese...


Libro recomendado

alt

Disponible en las siguientes plataformas:

alt alt alt

(También en versión impresa)

 

 

Go Back