Menu

Gabriel Arana

Dos Clases de Amantes

Durante toda mi vida siempre critiqué a las personas que se metían con una persona que tiene pareja, o sea los amantes o las amantes, pero a veces uno no puede entender el comportamiento de alguien sino hasta estar en su lugar. Por eso el día de hoy le presentaré dos tipos de amantes.

El primero, es aquella persona que es una víctima más de la persona infiel (aquella que tiene pareja), porque en muchas ocasiones entra en una relación con alguien sin saber que esta persona tiene pareja, o quizás le mienten sobre la situación real en que se encuentra. Por ejemplo:

“Mi amor, yo con mi esposa estamos separados hace mucho tiempo ya, es más yo duermo en otro cuarto pero sigo en la misma casa por mis hijos, pero pronto ya me saldré de la casa”

Este tipo de historias y otras similares con muy comunes, el problema es que cuando uno está ilusionado con alguien, termina comiéndose este tipo de cuentos estúpidos y sigue en la relación. De pronto te das cuenta que eres el o la amante de una persona que está casada y no puedes apartarte tan fácilmente porque sigues creyendo en las promesas.

Este tipo de amante, al igual que la pareja viene a ser otra “víctima” de la persona infiel.

Ahora se encuentra el otro tipo de amantes, es aquella persona sin escrúpulos que sabiendo que alguien tiene pareja se mete en esa relación; sabiendo que tiene familia, esposo, esposa e hijos, sigue tratando de quedarse con esa persona a toda costa. A estos les llaman “Destructor de hogares”.

Este tipo de personas sólo justifican este comportamiento por simple egoísmo, ya que no les importa absolutamente nada más que estar con quien quieren.

Hasta aquí vimos dos tipos de amantes, pero la verdad es que ninguno de ellos es responsable de la infidelidad o del engaño, pues la única persona responsable es el infiel o la infiel, porque a pesar de tener una pareja aceptan estar con otra persona y para eso no hay justificación.

Si usted se encuentra en la situación de ser amante víctima, debe alejarse de esa relación inmediatamente, olvide las promesas y vea la realidad, esa persona le ha estado mintiendo y demuestra que no sirve para nada.

Si usted es el amante que era consciente que esa persona tiene pareja, debería pensar un poco más en su situación y que en este preciso momento está lastimando a muchas personas sólo por un acto egoísta, y también está luchando por estar al lado de alguien que no vale la pena.

Al fin y al cabo, ninguna persona infiel debería ser tomada en cuenta para una relación, porque es cuestión de tiempo y oportunidades para que vuelva a engañar. En resumen ser pareja de una persona infiel no tiene ninguna expectativa de éxito y sólo tiene un final triste.

Consejo: si conoce alguien maravilloso y se entera que tiene pareja, mande al diablo a esa persona inmediatamente, existen miles de personas solteras en el mundo antes de que usted se complique la vida con alguien infiel.

 


Quizás también le interese...


Libro recomendado

Disponible en las siguientes plataformas:

(También en versión impresa)

Go Back

Comentario