Menu

Gabriel Arana

Amor incondicional...

Jan 13, 2018

¿Qué clase de amor es este? Las características del amor incondicional son: que es espontáneo, que viene sin condiciones, que no necesita una retribución, se podría decir que es el amor más puro y sincero.

 

Daré un ejemplo de amor incondicional, en la mayoría de los casos, los padres brindan un amor incondicional a sus hijos, porque se preocupan de cuidarlos, criarlos, protegerlos y brindarles todo lo necesario durante muchos años de su vida; y es incondicional porque en ningún momento un papá o mamá están pensando en recibir algo a cambio, es un amor unilateral.

Digo que es unilateral porque muchos hijos sólo aman a sus padres durante la niñez, cuando crecen hacen su vida, se enamoran de su pareja y tienen una familia.

Nunca me olvido cuando mi hermana mayor me dijo "este es el orden del amor en tu vida: en primer lugar, amas a tus padres, luego te enamoras y amas a tu pareja, luego tienes hijos y ese es el verdadero amor de tu vida, nunca dejarás de amarlos te hagan lo que te hagan".

Pero y el amor incondicional de pareja… ¿Dónde queda?

La triste realidad es que en una relación de pareja, no puede haber este tipo de amor, seamos sinceros y analicemos desde un punto de vista lógico. Una relación de pareja debe ser un intercambio, se trata de dar y recibir amor, quizás uno de los dos entregue en mayor medida, pero igual es un intercambio.

En el momento que usted está en una relación y no recibe amor, no es amor incondicional, es un falso amor, es una obsesión, es un apego por alguien, es una costumbre. Nadie en una relación de pareja puede ser feliz sólo “dando” amor.

Cuando entramos a una relación todos tenemos expectativas, exigencias y ciertas preferencias; me refiero que muchas personas, por ejemplo, necesitan compañía, otras necesitan sexo, otras necesitan cariño, otras necesitan atención, etc.

Entonces sería una mentira decir que usted va entrar a una relación sin querer recibir nada, el concepto de relación se utiliza para muchas cosas, relación de amistad, relación de negocios, relación laboral y en todas siempre hay un intercambio. En la relación sentimental no hay una excepción.

Quizás usted comenzó una relación con una persona que le daba todo al principio, con el tiempo esto cambió y sin darse cuenta se acostumbró a dar todo a esa persona, de pronto se encuentra en una relación de amor incondicional… Esa relación es un fracaso, usted está mintiéndose y sólo le están utilizando.

Sé que lo que estoy diciéndole en este momento puede ser muy doloroso, pero es más doloroso seguir perdiendo el tiempo al lado de alguien que no le ama, acéptelo, sea consciente que el amor es de dos personas, se trata de dar y recibir, y si usted no tiene eso sólo está perdiendo el tiempo.

Es cierto que la felicidad no depende de otras personas, pero tampoco puede ser feliz dándole todo a alguien que no le corresponde.

Si tiene hijos, entenderá de lo que estoy hablando y se dará cuenta que su pareja no tiene por qué ser un hijo más, su pareja debe darle el amor en la misma medida que usted se lo dé, usted tiene la obligación de exigirlo y si no pueden dárselo, esa persona no le ama.

"Si amas a alguien, déjalo ir y si es tuyo regresará"

Yo le cambiaría a "Si amas a alguien y no te corresponde, déjalo ir y nunca más vuelvas con esa persona"

Todo en esta vida tiene un momento, y usted no puede ni debe estar esperando que esa persona se decida a amarle. La vida es muy corta para perder el tiempo al lado de alguien que no es el amor de su vida, muchas personas viven una vida vacía y mueren sin conocer el amor, sólo por creer en el amor incondicional.

A veces debemos aceptar la realidad, salir corriendo y buscar lo que nos haga felices…

 

Para saber más sobre cómo superar una ruptura, debe leer "Cómo salir de una Relación Tormentosa"

Disponible en las siguientes plataformas:

    

Regístrate aquí para recibir uno de mis libros GRATIS 

Go Back

El amor incondicional es el respeto a si mismo como a la pareja que uno elige para toda su vida es estar en las buenas y en las malas ahora se llama amor cuánto tienes en tu cuenta bancaria excelente
prólogo
Saludos cordiales



Comentario